Karaoke *Que pena
Detalles Publicado el Lunes 13 de Noviembre de 2017, Escrito por Karaoke

Los que están que no perdonan ni la burla son algunos profesionistas que sugieren rescatar una posición que de dos años a la fecha no ha servido de nada y sus supuestos logros han estado más maquillados que un mimo, con la diferencia que el artista realiza su trabajo con honor, mientras que el puesto en referencia provoca pena nacional.
No se trata de una adivinanza y para los enterados en la política o en la presunta defensa de las personas o los sonorenses, sabrían que se habla de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, ese organismo que sigue los pasos del artista antes mencionado, pero por llevar su acto de quedarse en silencio a la perfección.
Por eso luego dicen que lo que más duele a la gente no es la burla hecha ante ciertos antecedentes, sino la risa y en el caso de la llamada Confederación de Abogados de México, aplicarían tales palabras al intentar adelantarse a imponer un sucesor del ombudsmimo, Raúl Ramírez Ramírez.
Y no es que sea malo el remover a una figura que lejos de parecer comisionado, más bien aparenta ser celador de su espacio, ya que para dejarlo claro y con respeto para los siguientes, hace más un velador, guardia o conserje que el mal llamado defensor del pueblo sonorense.
La canción ‘Que pena’ cantada por Graciela Beltrán sería la elegida para dedicarla a las y los que intentan, quién sabe con qué bases, imponer una agenda que es propia de otros poderes, pero que de lejos se percibe serviría para, según ellos, colocar nombres palomeados para suceder al actual titular.
Las lideresas, las mismas que no saben a lo que van, pero asisten con tal de ganarse algo, podrían ser las primeras en rechazar la invitación a vitorear a Raúl Ramírez y amigos y les cantarían… ‘¿Para qué? Tú me pides que vuelva a tu lado a ayudarte otra vez, me cansé de esperarte gritando y cansada perderte después, te olvidé’.
Esa negativa y el claro olvido de la CEDH de defender al pueblo, con un comisionado que no quiere tener ninguna relación con nadie que no sean sus amigos panistas que lo colocaron ahí, traería a más ciudadanos, relegados y sin defensa, a cantarle a esos que quieren colocar a un nuevo mimo… ‘Ya crucé ese mal de amargura en mi barrio y al fin lo logré, te diré que no extraño los días aquellos cuando yo te ayudé’.
La ciudadanía no olvidaría las malas historias y peores desenlaces vividos con Ramírez Ramírez al frente de la CEDH y pensando que lo peor sería tener a un cercano como su sucesor, se antojaría fácil que todos le respondan… ‘Que pena, que pena, mirarte suplicando amor de una y mil maneras, yo perdono una traición, para mi eres ajeno y también sería muy tonta que otra vez en tu red yo callera’.
Confiando que cualquier recomendado de él o de sus defensores sea siquiera una opción a pensarse, el pueblo le recordaría y cantarían al todavía actual ombudsman… ‘Que pena, que pena, mi nave del valor salió de la fuerte marea, mi nave ya tomó otro rumbo a levantar la vela y ya ves, hoy busco nuevos horizontes, busca quién te quiera’.
… ‘Ya crucé este mar de amargura en mi barco y al fin lo logré, te diré que no extraño los días aquellos cuando yo te ayudé’.

Empresa Contáctanos   Arriba