Ultimo Down/Despertar rudo
Detalles Publicado el Martes 21 de Noviembre de 2017, Escrito por Ultimo Down / René Cárdenas

La cuarta mejor defensiva del Pac 12, Oregon pudo contener a los líderes en puntos anotados, Arizona (472) en 28 unidades y derrotarlos la tarde del sábado y de paso hicieron saber a Khalil Tate que no siempre se gana con un quarterback que corra la bola más de doce veces por partido.

De la derrota en la que la joven defensiva de los Wildcats volvió a ser exhibida y es penúltima en la liga con 46 touchdows permitidos, uno menos que UCLA, uno no se extraña. Oregon le hizo 45 puntos a Arizona y no sorprende.

Las actuaciones de Tate y sus cinco victorias en siete juegos han opacado la frágil defensa de los Cats, una unidad en la que hay seis novatos titulares.

Tate fue detenido en 53 yardas por carrera en catorce veces que corrió la pelota y su más largo intento fue de trece. Por aire nunca ha sido brillante, esta vez completó 18 de 35 para 159 yardas y fue interceptado dos veces.

Los Patos son la cuarta defensiva de la liga, tal cual le decía al inicio de este texto, pero pudieran ser mejor todavía de no haber recibido 49 de Stanford… si el Cárdenas tuviera ruedas pudiera ser Colin Kaepernick.

Tate se vio deficiente, pero peor se vio en el segundo cuarto cuando, tras una jugada en la que llevó la pelota, al levantarse pisó en el estómago a un rival que estaba en el suelo, lo que desató un conato de bronca. Para ser franco, pensé que el quarterback de Arizona sería expulsado.

Arizona cometió cuatro castigos llamados faltas personales o actitudes antideportivas, lo cual los deja como una escuadra de poca disciplina

El safety Dane Cruikshank se apuntó otro cuando entraba a las diagonales tras una intercepción y se burlaba del quarterback Justin Herbert. El resultado fue una anotación anulada y un gancho al hígado del head coach Rich Rodríguez.

Con la Copa Territorial ante Arizona State para cerrar el rol regular, Arizona tratará de quedarse con el segundo lugar del Sur que ya ha amarrado USC.

Del partido del sábado dependerá el tazón al que sean enviados, un 8-4 reviste más que un 7-5 y una victoria podría enviar a los Wildcats a El paso para el Sun Bowl.

Gabbert se mantiene
Completar 22 de 34 para 257 yardas y dos de anotación parece un buen día para cualquier quarterback. Pero dos intercepciones en el último cuarto pudieran hacer olvidar eso a cualquier afición.

Fue exactamente lo que le pasó a Blaine Gabbert en su primera apertura como titular de los Cardenales que acabaron por perder 31-21 en casa de los Texanos de Houston, una derrota que casi los deja sin margen de error por lo que resta de la temporada ya que su marca es de 4-6

Gabbert volverá a abrir el domingo frente a Jacksonville, en Glendale. Por el gusto que tiene Bruce Arians por quarterbacks veteranos, pudiera pensarse que con siete campañas, no precisamente brillantes, en la NFL, es su hombre después que la carrera de Carson Palmer termine. Muchas gracias.

Comentarios: ultimodown@gmail.com




Empresa Contáctanos   Arriba