Emula Foles a Hostetler
Detalles Publicado el Domingo 04 de Febrero de 2018, Escrito por Associated Press

MINNEAPOLIS, Minn
De ser quarterback suplente y casi retirado, a ganar el Super Bowl

Nick Foles nos firmó cuento de hadas. Una historia que solo se ve en películas de futbol americano o en la imaginación. Pasó de ser el mariscal de campo suplente, la siguiente víctima de Tom Brady a campeón del Super Bowl LII, a MVP del mismo.

Y esto nos hace recordar una historia similar. Hace más de 20 años alguien hizo lo mismo, alguien cayó a las críticas y venció a pesar de ser el suplente, de ser el que se suponía no iba a estar.

En 1990 los Giants de New York tenía un equipo que era candidato al título. Su mariscal de campo, Phill Simms, era de lo mejor de la NFL, pero llegó la desgracia. Simms se lesionó y la afición pensó que todo se había acabado.

Ahí apareció Jeff Hostetler, que estaba contemplando el retiro (al igual que Foles). Entró el mariscal de campo suplente y consiguió llevar a los Giants lejos, muy lejos.

Jeff se echó a un buen equipo al hombro. Tuvo dos victorias al final de la temporada regular y en los playoffs derrotó a los Osos de Chicago. Más tarde, en el en el campeonato de la Conferencia Nacional derrotó a unos míticos 49's de San Francisco. Además, lo hizo lesionado de la rodilla y con dos series ofensivas que terminarían en el triunfo.

Llegó al Super Bowl XXV siendo el 'Caballo Negro'. El equipo que se esperaba perdiera sin su QB titular, pero Hostetler marcó la historia. Ante los Bills de Buffalo completó 20 pases de 32, 222 yardas y un touchdown.

Terminó la temporada como campeón, como el mejor equipo de toda la liga. Ahora Nick Foles repitió esta historia y su futuro está en el aire ¿Se queda? ¿Se va? La gerencia dirá pero al menos ya puede decir que logró ser el mejor.

Empresa Contáctanos   Arriba