Mirna Gabriela Valenzuela Huicho: “Es difícil ser mujer”
Detalles Publicado el Jueves 08 de marzo de 2018, Escrito por Nubia Uriarte / El Diario

Nogales, Son


La oficial del Grupo de Reacción de Seguridad Pública carga, además de 21 kilos en equipo y armamento, la responsabilidad de sacar adelante a su familia y hacer su trabajo en las calles aun con los riesgos que implica


Dispuesta a hacer lo que le gusta, pese a los riesgos que implica, Mirna Gabriela Valenzuela Huicho sale de su casa cada mañana para presentarse en las instalaciones del C4, donde la esperan sus compañeros del Grupo de Reacción de Seguridad Pública.


Es una de las dos mujeres que pertenecen a este grupo. A sus 30 años de edad se encuentra muy consiente de la dificultad de lo que es ser policía, mujer, esposa y madre a la vez.


Los golpes que ha recibido a lo largo de sus 9 años de carrera no la han detenido, le han dejado cicatrices, pero se dice dispuesta a trabajar en las mismas condiciones que sus compañeros.


Con 21 kilos en equipo táctico y armamento encima, casi el doble de su peso corporal, recorre las calles de la ciudad a bordo de una patrulla, lista para reaccionar ante cualquier conflicto, hacer su trabajo y regresar a casa, donde su familia con ansia la espera.


A continuación le presentamos la entrevista íntegra que concedió a este medio, como parte de un ciclo de entrevistas a reconocidas mujeres que desde sus diferentes áreas de desarrollo suman esfuerzos en el empoderamiento de la mujer.


¿Cómo fue que llegaste a la corporación y en particular al Grupo de Reacción?


Como el sueño de toda persona de ser policía: el tratar de hacer un cambio en la sociedad.


¿Desde cuándo soñabas ser policía?


Desde que tengo uso de razón.


¿Estudiante en la Academia, cómo fue tu paso por ella?


Difícil, es muy pesado. De un día para otro cambias tu vida, yo era secretaria. Dejas las zapatillas para agarrar las botas, aprender a usar las armas; es muy pesado.


¿Cómo defines la labor de un policía?


Difícil, porque la sociedad nos mira, aunque tratemos de ayudarlos, siempre con malos ojos.


Las personas creen que no tenemos sentimientos, claro que tenemos corazón. Tenemos que actuar según el caso.


¿Qué emociones se apoderan de ti?


El ver que un niño sufra me deja sintiéndome mal, igual que a mis compañeros, podemos ver a una persona descuartizada en una hielera, pero es muy distinto con los niños, es un sentimiento muy fuerte. Te preguntas si pudieras haber hecho algo.


En ocasiones es la adrenalina, te mantiene alerta.


¿Crees que algunos policías se han ganado ese trato hacia ellos?


Algunos.


¿Qué harías para cambiar esa percepción?


Pues que se pongan unos minutos en nuestro zapatos.


¿Cómo es el trato de tus compañeros hacia ti?


Bueno, uno como mujer se tiene que dar a respetar.


¿No hablan a tus espaldas, cómo reaccionarías ante ello?


No me ha tocado, pero los encararía y preguntaría qué pasa.


¿Cuál es el trato que recibes de tus directivos?


Es bueno.


¿Hay alguna diferencia?


No la hay, no la he notado.


¿Hay acoso?


Tampoco.


¿Por parte de la ciudadanía cómo es el trato?


Es igual a la de los demás.


Muchos creen que la mujer tiene más el don de la mediación que de la fuerza, ¿qué opinas?


Si le pone atención a mi cara, verá que tengo varias cicatrices, producto de personas que se han puesto agresivas. La ceja me la abrieron de un golpe, la nariz me la han quebrado.


Las personas creen que el tratar de controlar a alguien ya es abuso de autoridad y las familias de éstas se te echan encima. La mayoría reacciona así, agresivos, cuando nosotros estamos trabajando.


Nadie entiende que estamos tratando de detenerlo, no de lastimarlo. Haces enemigos, te graban.


¿Cómo reaccionaste al ver una cicatriz en el rostro?


Pensé que quedaría marcada.


¿Te consideras vanidosa?


No, femenina quizá.


¿Ha habido algún momento en que hayas querido dejar esto?


Sí, varias veces.


¿Y qué te ha detenido?


El amor que le tienes a lo que haces.


¿Dónde te ves en unos años más?


Espero que aquí.


¿Hay oportunidades para crecer como mujer dentro de la corporación?


Depende de las aptitudes de cada persona.


¿Tienes familia?


Sí, tres hijos, uno de 15, otro de 12 y el chico de 5 años


¿Qué te dicen tus hijos cuando te ven con tu uniforme?


Que regrese bien, ellos son feliz con que regrese. Todos los días se despiden.


¿Y tu esposo?


Hay conflictos por los tiempos.


¿Cómo reacciona tu familia ante las lesiones que sufres?


Trato de no llegar hasta ser atendida en el hospital, ya más tranquila, no quiero asustarlos. Les digo lo que pasó, que sepan cómo son las cosas.


¿Cuál es la situación más difícil con la que te has topado?


El trabajo diario. A veces como par tienes que defenderte, por ejemplo cuando se ponen agresivas las personas. Muchas veces los hombres cuando dicen es mujer te van a tener consideración, pero no hay consideraciones al momento de una agresión.


No puedes dejar a atrás a los compañeros.


¿Crees que por ser mujer se van sobre ti, creyendo que no podrás someterlos?


Así es.


¿Cómo son las mujeres al momento de ser detenidas?


Son las más agresivas, algunas mujeres creen que no podemos nosotras amarrarlas, o mis compañeros, sí se puede.


¿Un hombre puede someter a una mujer?


Someter depende del grado de actuación, habría que ver la situación. Se pide apoyo primeramente y de no haber un elemento mujer, el agente puede actuar.


¿Cuántas mujeres están en el Operativo?


Somos dos


¿Por qué tan pocas?


No sé, somos un grupo de reacción, un grupo especial. Quizá por cuestión de capacitación.


¿Qué opinión tienes sobre la violencia contra la mujer?


Estoy totalmente en contra.


¿Cómo reaccionas cuando atiendes un reporte de este tipo?


Con las ganas de ayudarla, moralmente. Como policía muchas veces creen que no has pasado por eso, pero sí, me pasó.


¿Y eso te ha llevado a ser férrea en tu trabajo?


Puede ser posible.


¿Qué le dirías a las mujeres que son víctimas de violencia?


Que pueden salir adelante, muchas veces creemos que no se puede salir de ese hoyo de violencia. Se puede decir que yo soy una sobreviviente de ello.


¿Cómo le hiciste para salir de esa situación?


Corte de tajo la convivencia con esa persona.


¿Cómo resuelves un conflicto con tus compañeros?


Hablando directamente con ellos.


¿Cuándo es momento de acudir ante tus superiores?


Cuando se trata de una falta de respeto de un compañero en contra de nosotras, hay algunos compañeros que, cómo te puedo decir, tiran el rollo, es cuando se habla directamente.


¿Te ha pasado?


Sí ha pasado.


¿Y qué has hecho?


Pues lo he hablado con los jefes y se resuelve.


¿Qué es para ti ser mujer?


Es difícil, porque tenemos una responsabilidad, soy mamá, soy policía. Es muy fuerte la responsabilidad de atender a mis hijos, mi trabajo, mi casa.


¿Estás satisfecha?



¿Qué les dirías a tus hijos?


Que no sean policías


¿Pese a que a ti te encanta?


Sí, no me gustaría que estuvieran en peligro.

Empresa Contáctanos   Arriba