La forma en que escribes en el celular puede dañar tus manos
Detalles Publicado el Miercoles 18 de Julio de 2018, Escrito por Vice México

CDMX


Los leñadores transportan madera. Los mineros taladran rocas con picos. Los carpinteros martillan clavos. Mientras tanto, los trabajadores modernos usan un dispositivo menos intimidante: su celular. Y al igual que la mano de obra puede causar dolores en los hombros y rodillas, los oficinistas pueden desarrollar problemas en los pulgares por mandar mensajes de texto y correos electrónicos desde su celular.


El problema puede sonar gracioso, pero el dolor es real: los teléfonos inteligentes hacen que el pulgar haga movimientos repetitivos e incómodos.


'Estamos teniendo más casos de tendinitis de pulgar y muñeca', dice Karen Jacobs, terapeuta ocupacional de la Universidad de Boston y editora fundadora de la revista interdisciplinaria Work: A Journal of Prevention, Assessment and Rehabilitation. 'Es un problema que todos debemos tener en cuenta'.


Abusar del uso del pulgar causa una afección médica conocida como tenosinovitis de Quervain. El uso excesivo inflama los tendones y sus fundas protectoras, lo que causa dolor a lo largo del lado del pulgar y de la muñeca. El dolor puede reducir la fuerza de agarre y provocar inmovilidad en la mano. La tecnología ya había abusado de nuestras manos antes, pero los celulares crean problemas diferentes a los provocados por un teclado o un mouse.


'Antes usábamos principalmente nuestros dedos, pero ahora abusamos de nuestro dedo pulgar', dice Natalie Strand, médico de manejo del dolor e instructor clínico en la Escuela de Medicina de Mayo Clinic. 'Se nos están presentando nuevos tipos de estrés diferentes a los que teníamos en el pasado'.


Podemos intentar usar menos nuestros celulares, pero eso no siempre es posible. Con frecuencia, se espera que los oficinistas respondan correos electrónicos y mensajes de texto todo el día, incluso después de horas laborales. Los esteroides también son otra opción para tratar el dolor en casos más extremos. Sin embargo, antes de llegar a ese punto, vale la pena intentar algunos enfoques menos invasivos. Estas son algunas de las recomendaciones más sencillas que los expertos nos dieron para ayudar a mitigar el daño.


Trabaja de manera más inteligente


Jacobs toma sus descansos sin guardar su celular; mantiene guardadas oraciones comunes para que su pulgar no escriba más de lo que debe. También recomienda mandar notas de voz, pero ten cuidado:


'Si usas el dictado, después debes corregir los mensajes', dice.


Un simple error podría causar una confusión innecesaria. De ser posible, pon tu celular en altavoz y colócalo en una superficie plana; apretar el botón mientras hablas pone tu mano en una posición antinatural.


Haz ejercicios de relajación


Calentar antes de hacer alguna actividad física va más allá de los deportes y el ejercicio:


'La flexibilidad es gran parte de la prevención', dice Strand.


Prueba esta rutina de la Facultad de Medicina de Harvard: abre la mano y ponla viendo frente a ti. Mueve el pulgar sobre la palma de la mano y toca el dedo meñique, o lo más cerca posible. Mantén esa posición de cinco a 10 segundos, y repítela 10 veces. Haz tres sesiones cada día.


Toma descansos para masajear tu mano


No necesitas una cita o un especialista para darte un masaje que reduzca el dolor. La Arthritis Foundation recomienda agarrar la muñeca con la otra mano, y mover lentamente la mano de arriba a abajo por el antebrazo. También puede usar esta técnica en cada dedo. Aplica presión con los dedos pulgar e índice y muévelos lentamente hacia la punta de cada dedo.


Haz ejercicios de estiramiento


Jill Miller, cofundadora de Tune Up Fitness Worldwide, dice que las técnicas de fortalecimiento también pueden ayudar a prevenir el dolor. Ella le dice a uno de esos ejercicios la 'Mano de garra'.


'Dobla cada dedo y el pulgar en la palma', dice Miller. 'Intenta tocar las puntas de los dedos en la superficie de la palma mientras extiendes los dedos y el pulgar tanto como sea posible'.


Ella recomienda mantener la posición de 30 a 60 segundos y hacer cinco repeticiones.


El hielo ayuda con la inflamación


La idea de congelar el pulgar y la muñeca después de un largo día de utilizar el celular puede parecer vergonzoso. Pero es peor decirle a tu jefe que necesitas ir al doctor para que te inyecten corticosteroides por la inflamación en el pulgar, una de las opciones de tratamiento en casos más graves.


'El hielo es un potente antiinflamatorio', dice Strand.


La Clínica Mayo recomienda de 15 a 20 minutos cada cuatro a seis horas.


Cambia la forma en que agarras el celular


El simple hecho de cambiar de mano puede aliviar los tendones con exceso de trabajo. Esto puede sonar obvio, pero la mayoría de la gente no le da un descanso a su mano dominante hasta que es demasiado tarde. Cambia de manos lo más que puedas; el dolor deberías ser la última opción.


'Cuando empiece a doler, deja de utilizarlo', dice Strand.


Estas técnicas pueden ayudar, pero no son mágicas. Cuando sea posible, guarda tu celular para darle un descanso a tu pulgar.


'Las personas deben asumir la responsabilidad de mantenerse saludables', dice Jacobs, quien también es un ergónomo certificado.


Su software gratuito está diseñado para prevenir lesiones por estrés repetitivo en los niños a través de descansos de estiramiento de rutina. Pero nosotros los adultos también necesitamos descansos.


'Es importante usar la tecnología sabiamente', dice ella.

Empresa Contáctanos   Arriba