Quiere Salma más latinos en los Oscar
Detalles Publicado el Sabado 12 de Agosto de 2017, Escrito por Especial

Los Ángeles, EU

Salma Hayek fue la primera mexicana en conseguir una nominación al Oscar como mejor actriz. Fue en 2003 por “Frida”, y desde entonces solo dos latinas como Catalina Sandino Moreno y Penélope Cruz repitieron esa proeza, algo que “enfurece” a la mexicana, según reconoció en una entrevista.

“Nunca dicen nada de eso y me enfurece”, reveló Hayek al ser preguntada por la habitual ausencia de latinos en las categorías de interpretación dentro de los Oscar, al margen del ruido provocado por la falta de afroamericanos en las ediciones de 2015 y 2016.

“Cuando me nominaron, el año anterior ganaron Halle Berry y Denzel Washington. Todos hablaban de los afroamericanos en los Oscar. Y en mi año, estábamos Pedro Almodóvar, Gael García Bernal, Alfonso Cuarón...Yo era la primera hispana nominada en la historia como mejor actriz -la primera latinoamericana fue la brasileña Fernanda Montenegro-, pero aquí nadie dijo nada. Jamás se mencionó”, declaró.

“Ahora, aunque no lo quieran mencionar, entre Cuarón y Alejandro (González Iñárritu) han acaparado el premio. Ya estamos presentes. Hay una evolución, pero no tiene tanta repercusión. No existe ese reconocimiento a su presencia”, valoró.

Hayek ha completado recientemente una de las mejores interpretaciones de su carrera con “Beatriz at Dinner”, pero no cree que vuelva a ser nominada porque la cinta se estrenó “muy temprano”.

“Me haría ilusión, pero está muy difícil. Todo el mundo la menciona ahora, pero apenas estamos en verano”, indicó.

La película que seguramente no llegará a los Oscar pero que tiene muy ilusionada y orgullosa a Hayek es la cinta de acción “The Hitman’s Bodyguard”, de estreno el próximo viernes, protagonizada por Ryan Reynolds y Samuel L. Jackson.

“Creo que Ryan y Samuel se convertirán en una pareja clásica, como Mel Gibson y Danny Glover en ‘Lethal Weapon’”, indicó la actriz, que interpreta a Sonia, la esposa del personaje de Jackson, una mujer de armas tomar, llena de tatuajes y con una pasión inusitada por la violencia.

“El guion es buenísimo y el casting es ideal, porque deja que los actores sean en parte ellos mismos. Esa combinación es maravillosa”, indicó.

En la cinta, el mejor agente especializado en la protección de testigos (Reynolds) debe asegurar la supervivencia de su mayor enemigo, un asesino a sueldo (Jackson) cuyo testimonio es vital en un juicio contra un despiadado dictador, encarnado por Gary Oldman.

“Estoy frustradísima por no tener más escenas”, reconoció Hayek entre risas.

“Ojalá haya una secuela para ver más de Sonia. Me pidieron que creara el personaje desde cero. Que fuera algo inolvidable. El espectador debía entender por qué esa pareja se necesita tanto y por qué Samuel está dispuesto a todo por ella. Fue delicioso”, añadió.

Si hay continuación, Hayek desea que su personaje tenga mucho más peso.

Empresa Contáctanos   Arriba